Post Format

Grandes errores que comenten las esposas que pueden terminar en divorcio

Normalmente las personas consideramos un divorcio como un fracaso, que nos afecta mucho en nuestra vida siempre buscamos un culpable y tenemos nuestra propia versión de la situación sin muchas veces reconocer nuestros propios errores.

Antes de optar por un divorcio revisa todos estos errores comunes y si las estas cometiendo es momento de un cambio en la conducta de ambos.

Todas las parejas atraviesan y padecen de las famosas crisis. Es muy común que en las relaciones, el hombre de un momento a otro se empiece a apartar, que inclusive, te pida tiempo o el temido divorcio.

Las mujeres suelen desesperarse, asustarse y deprimirse. Nos criaron para sostener un matrimonio, cuidar a nuestros maridos, formar un hogar, educar a nuestros hijos, trabajar, pero jamás nos enseñaron cómo enfrentar una separación.

Grandes errores que comenten las esposas

A continuación mencionamos los grandes errores que contribuyen al divorcio

El matrimonio se construye a basa de trabajo en pareja, y en muchas ocasiones inconscientemente hacemos a un lado a la pareja, les damos prioridad a los hijos por ejemplo y hacemos planes con ellos cuando sabemos que el esposo no puede participar por su trabajo o por sus actividades, en la noche preferimos  estar con los hijos y así  pasan los días y se van alejando cada vez más sin darse cuenta.

Cuando no les ponemos límite a nuestros padres y dejemos que controlen la forma en que llevamos las tareas del hogar, la educación de nuestros hijos e incluirlos en las vacaciones familiares es un error que va debilitando el matrimonio poco a poco.

El respeto es indispensable para que funcione el matrimonio y muchas veces cometemos el error de solamente ver  los errores de la pareja, hablar mal de el con los familiares y amigos, no reconocemos su trabajo, siempre hacemos ver sus errores y le hablamos en un tono poco amigable, es así como se va perdiendo el respeto con el tiempo.

Debemos aprender a discutir cada problema de la mejor manera, sin perder la cabeza, en ocasiones no externamos lo que nos molesta y lo omitimos por no tener problemas, pero es indispensable discutir de una manera adecuada cada situación que no nos parezca en el momento para eliminar esa conducta o negociar con la pareja.

El hecho de que esté pasando por una crisis no significa que todas las culpas tengan que recaer sobre él. Indaga en tu interior y analiza cómo ha sido tu desempeño en la relación, qué cosas has dejado de hacer que a él le encantaban.

Recuerda que no se trata de GANAR una discusión, eso solo hará engrandecer tu orgullo y empequeñecer tus posibilidades de recuperar a tu pareja. La decisión de perdonarlo (sea una crisis, sea una infidelidad) es SOLO tuya. Busca apoyo en aquellas personas neutras que solo quieren lo mejor para ti.

No olvides compartir esta información a todas las personas que puedas, esta información es muy importante tenerla en cuenta.