Post Format

No debes volver a comer pepino y tomate juntos nunca más

El único criterio para mezclar ensaladas según muchas personas es simplemente agregar un par de ingredientes sabrosos y esperar lo mejor. Sin embargo, lo que muchas personas no saben es que algunos ingredientes contienen propiedades que no son lo mejor para su salud cuando se mezclan.

Un ejemplo de esto son el tomate y el pepino. Estos dos vegetales tienen diferentes tiempos de digestión, y para evitar complicaciones de salud debemos conocer su tiempo de digestión específico antes de mezclarlos.

La combinación de alimentos con un tiempo de digestión lento y rápido aumenta el riesgo de pasar al intestino y producir una fermentación de la sangre en el estómago, que puede envenenar todo el cuerpo. Esto conducirá a una digestión lenta de azúcares y almidones y también provocará gases, hinchazón y dolor en el área abdominal.

Aparte de que los pepinos y los tomates no son un buen dúo, a continuación tenemos algunos consejos más de ingredientes que  no debes consumir juntos.

El pepino y el tomate no deben ser consumidos al mismo tiempo pero hay otras mezclas que no debes hacer tampoco

 

FRUTA DESPUÉS DE LAS COMIDAS

Las frutas requieren mucho tiempo de digestión y nunca deben permanecer mucho tiempo en el estómago. Comerlos justo después de una comida puede dar como resultado un “vino” en el estómago. Lo que eventualmente dará como resultado problemas digestivos como el reflujo ácido.

MACARRONES CON QUESO

Aunque es una combinación popular, debe evitarse a toda costa. Los macarrones están llenos de almidón que tiene un tiempo de digestión diferente a la proteína. Lo que conduce a una fermentación inevitable, así como a problemas digestivos.

CARNE Y QUESO

Esta deliciosa tortilla debe evitarse porque contiene demasiada proteína en un solo plato.

VERDURAS Y QUESO

El consumo conjunto de este dúo solo resultará en hinchazón.

PAN / FIDEOS Y JUGO DE NARANJA

El contenido de ácido destruirá la enzima responsable de la digestión del almidón y esto provocará problemas digestivos.

MELÓN Y SANDÍA

Estas frutas están destinadas a ser consumidas solas, no en combinación con otras frutas.

PLÁTANOS Y LECHE

Combinación de plátanos y leche disminuirá significativamente su digestión. Lo cual es una mala noticia si eres alguien que intenta perder peso extra.

FRUTA Y YOGUR

Esta combinación también debe evitarse a toda costa, solo dará como resultado una digestión más lenta y dañará la flora intestinal, y en algunos casos incluso te causará intoxicación alimentaria.

No te olvides de COMPARTIR este artículo para que tus amigos y familiares estén al tanto de estas mezclas de alimentos que no deben hacer.