Post Format

4 postres caseros, nutritivos y con muy pocos ingredientes

Los días de semana pueden ser bastante estresantes, sobre todo si tienes hijos. Para ayudarte a alivianar el estrés, siempre es bueno tener a mano recetas fáciles.

Estos sencillos platos se preparan con pocos ingredientes que seguro ya tienes en tu cocina, y son una excelente manera de ahorrar tiempo, energía y dinero, además así te aseguras que tu familia coma alimentos sanos preparados con sabor y mucho amor.

Los postres caseros admiten todo tipo de variaciones que deseemos hacer y así nos aseguramos de que los ingredientes que llevan son de la mejor calidad y de que no incluyen añadidos perjudiciales.

Teniendo en cuenta que, hoy en día, el tiempo es más que limitado para realizar las diferentes tareas del hogar, como cocinar, te traemos una exquisita lista de recetas muy rápidas de preparar.

4 postres caseros, nutritivos y con muy pocos ingredientes

Dedicadas especialmente para que sorprendas a tu familia con un delicioso postre después del almuerzo o como merienda.

Toma nota y comienza a preparar estos ricos y sencillos dulces:

  1. Pudin de chocolate

El chocolate con alto contenido de cacao (no el industrial), tiene grandes bondades para nuestra salud (claro está, si se consume de manera moderada).

Es rico en magnesio, que le proporciona un gran aporte de energía al cuerpo.

Brinda una sensación de bienestar al contener triptófano, aminoácido esencial para la producción de serotonina (conocida como la “hormona de la felicidad”).

Es rico en antioxidantes y flavonoides, contiene una gran cantidad de fibra soluble, regenera la piel y mejora la circulación.

Ya conoces sus beneficios, ahora toma nota de su preparación.

Ingredientes

  • 1 banano
  • ½ taza de chocolate en polvo (75 g)

¿Qué debes hacer?

  • Corta en pequeñas rodajas el banano y ponlas en la licuadora.
  • Deja licuar hasta que quede con una textura de compota.
  • Agrega poco a poco el chocolate en polvo hasta que logres un sabor a tu gusto.
  • Licua hasta que ambos ingredientes queden compactados.
  • Sirve en tazas pequeñas y lleva a la nevera, por lo menos, durante tres horas.
  • Si gustas, puedes decorar el postre con una fresa o un poco de azúcar glas.
  1. Helado de fresa

Esta fruta, además de ser refrescante, guarda una gran cantidad de beneficios para la salud.

Cuenta con vitaminas del grupo B, C, y E, y contiene fibra, lo que la hace la indicada para regular el sistema digestivo.

Gracias a que es rica en agua funciona como depurativas. Es antioxidante y baja en calorías.

Es antiinflamatoria, ayuda a reducir y prevenir el estreñimiento y a regular el buen funcionamiento del tránsito intestinal.

Prepara este delicioso y refrescante helado, y disfruta de su sabor mientras le aportas vitaminas y nutrientes a tu organismo.

Ingredientes

  • 1 taza de fresas picadas (150 g)
  • 1 taza de crema de leche (225 g)
  • 1 taza de azúcar (120 g)

¿Qué debes hacer?

  • Lava bien la fruta y corta en pedazos, quitándole las hojas.
  • Vierte en la licuadora las fresas y procesa hasta que queden como puré.
  • Pasa a un tazón y añade la crema de leche y el azúcar.
  • Con la ayuda de una batidora, mezcla hasta obtener la textura deseada.
  • Coloca en una refractaria, cubre con papel transparente y lleva a la nevera por 4 horas.
  1. Mousse de mango

Esta fruta tropical es rica en minerales como el calcio, el magnesio, el potasio y el cobre.

También nos aporta vitaminas A, C y fibras. Ayuda a la digestión, es fuente de antioxidantes, y disminuye los niveles de colesterol malo.

Igualmente el mango previene la acidez, fortalece los huesos por su alto contenido de vitamina K.

Además, gracias a que es bajo en oxalatos y alto en agua y fibra, protege nuestros riñones de los cálculos.

A continuación, te enseñaremos una receta más que sencilla para que prepares sobre todo en épocas de calor.

Ingredientes

  • 1 taza de leche (250 ml)
  • 3 cucharadas de gelatina sin sabor (30 g)
  • 1 mango maduro
  • 1 yogur natural (125 gr)
  • 2 cucharadas de azúcar (20 g)

¿Qué debes hacer?

  • En primer lugar, pon a hervir la leche.
  • Cuando esté llegando a su punto de ebullición, agrega la gelatina y remueve hasta que se incorpore por completo.
  • Parte el mango en pequeños cuadros y revuelve en un tazón aparte con el yogur natural y el azúcar.
  • Vierte esta mezcla en la leche y bate durante unos minutos hasta conseguir una mezcla homogénea.
  • Sirve en tazas pequeñas o copas y lleva a la nevera por 5 horas.
  • Como decoración puedes añadir más trozos de mango o alguna otra fruta de preferencia.
  1. Arroz con leche

Esta receta es la reina de los postres caseros rápidos y económicos.

Igualmente le brindará beneficios a tu salud, ya que el arroz es gran fuente de energía, contiene altos niveles de fibra vitaminas y minerales.

Es saludable para el corazón por sus niveles bajos de colesterol, tiene propiedades antioxidantes y controla la presión arterial.

Ingredientes

  • 4 tazas de leche (1 litro)
  • ¾ de taza de azúcar (125 g)
  • 2 cucharadas de canela en polvo (20 g)
  • 1 taza de arroz blanco (200 g)

¿Qué debes hacer?

  • En una olla grande coloca el litro de leche con el azúcar y la canela.
  • Pon en el fogón a fuego medio y revuelve constantemente.
  • Lava el arroz con un colador hasta que el agua que suelte se vea más limpia: con esto logramos retirar el almidón.
  • Cuando la leche esté llegando a su punto de ebullición, agrega el arroz (previamente escurrido).
  • Revuelve de vez en cuando con una cuchara de madera, hasta que el arroz haya absorbido la leche.
  • Deja cocinar por 50 minutos. La clave está en dejar cocinar hasta que los granos queden blandos, sin dejar secar la leche por completo.
  • Cuando veas que ya está perfecto, retira del fogón y añade más canela si quieres tu arroz con leche más dulce.
  • También puedes añadir leche condensada cuando vayas a servir, le dará un sabor delicioso a tu postre.

No olvides compartir esta información a todas las personas que puedas, esta información es muy importante tenerla en cuenta.